Es una planta que podemos encontrar en suelos secos y rocosos. En la composición de la Salvia encontramos taninos, flavonoides, ácido rosmarínico y aceite esencial compuesto entre otros de ‘tuyona‘.

Está indicada en casos de gingivitis, halitosis, úlceras bucales, amigdalitis, faringitis, gastritis, acidez estomacal y leucorrea.

 

Propiedades

En la Salvia encontramos propiedades antisépticas, digestivas, carminativas, anti-diarreicas, anti-vomitivas, anti-sudoríficas, emenagogas, anti-piréticas e hipoglucemiantes.

 

 

Contraindicaciones

No debe tomarse en caso de embarazo, lactancia, epilepsia o en caso de estar en tratamiento con estrógenos.

 

Preparación

Se utiliza en cataplasmas para favorecer la cicatrización de heridas cerradas, cortes o ampollas. Para úlceras bucales y gingivitis se pueden hacer gargarismos con infusión de 1,5 a 3 gr de Salvia seca.

Del mismo modo internamente en infusión de hoja seca de 1,5 a 3 gr por vaso.

 

 

Aviso

El contenido presente en esta página no sustituye la apropiada asistencia médica, legal, financiera o psicológica. El contenido de la misma está sujeto a tu propia interpretación y uso.